Dakota del Sur

The presidents

19 de agosto, Monte Rushmore

Diego en el papel de George Washington, Christian como Thomas Jefferson, Sergio con bigote en el papel de Theodore Roosevelt y Miguel como Abraham Lincoln. Sí, no somos actores pero la foto está güey.


Aquí finaliza la mítica película “Con la muerte en los talones” de Alfred Hitchcock.

Nos encontramos con un inesperado escenario bajo el Monte Rushmore. Los americanos sí que saben.

Wild books

19 de agosto, Rapid City

Miguel, amante del western (más concretamente del spaghetti western), encuentra bonitos libros con subtitulos como este: “bungled, bizarre and fascinating executions” (fascinantes ejecuciones fallidas y extrañas).

Historias, leyendas y anécdotas que han inspirado tantas buenas películas, güey.

Go, go, go!!!

19 de agosto, Dakota del Sur

Lo peor que le puedes decir a un director de cine o a un fotográfo en esta situación es que vaya rápido. Si tenemos en cuenta las carencias de material, equipo y experiencia en estas condiciones rozamos la locura. Frases como: “rápido”, “vamos”, “tienes 5 minutos”, “vamos con retraso, otra vez” son las más repetidas en PROYECTO USA como si fueran puñaladas hechas en celuloide.

Por todo esto nos dirigimos a la ciudad idónea.

Wild road

18 de agosto, Badlands National Park

Desde Badlands empezamos a encontrar carreteras de la América más auténtica. Esto ya se está poniendo heavy.

2ª foto oficial

18 de agosto, Badlands National Park

Sin complejos, güey.

Estigmatizados

18 de agosto, Badlands National Park

Llevamos una noche y un día para perder literalmente la cabeza si no la hemos perdido ya.

Cuentas de correo bloquedas, cable USB fundido, no encontramos el GPS, cobros de gasolina que aumentan por tasas en las cuentas, empezamos con 40º, luego una bajada de temperaturas radical a 13º, después una fría habitación en un motel de carretera y para bordarlo Sergio se ha levantado con unos estigmas en la espalda. Sí, va en serio.

Badlands National Park

18 de agosto, Badlands National Park

Después de un porrón de horas en maravillosas carreteras idénticas llegamos a las Malas Tierras. Desconcertante lugar de formaciones rocosas con idílicas praderas y serpientes.

Como detalle, Christian compró una gorra de los Yankees, Diego compró una camiseta de Chicago estampada con el inicio de la ruta 66 y Sergio digamos que vendió su ropa a buen precio o que tiene mucho calor, güey.

Búscanos en Facebook

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.