And the diagnosis is…

22 de agosto, Salt Lake City

Después de que Sergio fuera atendido por 16 empleados del hospital: intérpretes, enfermeras, enfermeros, doctores, etc., entre ellos un medio vasco, un señor de los Pirineos, uno clavado al Jack de Perdidos, la enfermera Kelly, el Doctor Patrick y un pizzero, y antes de arreglar el farragoso tema del seguro, las eternas esperas, el frío, la madrugada sin dormir, el hambre, 3 controles de tensión, 2 análisis de sangre, 1 radiografía, se llega a la conclusión de que tiene el codo hinchado, bursitis, una inflamación en el codo que le inflige un dolor atroz y le impide moverlo. La cuestión es que se desconoce su causa. Puede ser debida a la picadura de un insecto.

Nos reímos por no llorar a la pregunta de “¿Dónde han estado?”. Entonces, y sólo entonces, somos conscientes de que en el hospital universitario de Utah no nos siguen por el blog.

P.D. Hemos visto muchos insectos y plantas que nos comunicaron con antelación que eran venenosas. No nos acercamos, todavía tenemos dos dedos de frente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Búscanos en Facebook

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.