Rezad, rezad, ¡malditos!

26 de agosto, camino hacia el Death Valley

Ha llegado la hora. Estamos a punto de enfrentarnos a uno de los mayores retos: cruzar y rodar en el Valle de la Muerte en pleno agosto con temperaturas que rozan los 50ºC. Muy pocos lo han hecho y algunos que han salido vivos nos han advertido: “cuidado con el Death Valley, sólo es para tíos muy duros”.

Tenemos la gasolina y el agua justa. Si no lo conseguimos preferimos quedarnos aquí. No nos repatriéis. En vez de flores, ponednos cactus.

10 Respuestas a Rezad, rezad, ¡malditos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Búscanos en Facebook

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.